Primera consulta gratis en un abogado, por qué no puede ser
1266
single,single-post,postid-1266,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Primera consulta gratis en un abogado, por qué no puede ser

Primera consulta gratis abogados Bilbao

Primera consulta gratis en un abogado, por qué no puede ser

Actualmente, en el mundo de la abogacía, algunos bufetes de abogados ofrecen la primera consulta gratuita como servicio diferenciador respecto a los demás. En ISD abogados no compartimos este punto de vista. Si bien el Código Deontológico, el Estatuto de la Abogacía y la Ley de la Competencia no lo prohíben ni hablan de ello, un profesional que realice bien su trabajo, ¿por qué debería dar servicio gratuito?

De hecho, culturalmente se entiende que un cerrajero cobre la salida y la mano de obra cuando uno se deja las llaves de casa puestas. O que un fontanero cobre tras venir a nuestra casa para mirar una fuga.

Estas prácticas no están prohibidas, y aunque lo estuviesen por el Código Deontológico, la Ley de la Competencia no lo permitiría. Por eso hay algunos despachos de abogados en los que la primera consulta es gratis pretendiendo ser más competitivos. Sin embargo, nosotros creemos que la primera consulta gratuita devalúa el asesoramiento de abogados especializados.

Imagínate que vas a comer todos los días al mismo restaurante. Te encanta el espacio del restaurante, el servicio atento y profesional de los camareros y te parece espectacular su comida. Sin embargo, en una revista tienes un cupón descuento para ese mismo restaurante. ¿Volverías a pagar el precio original o esperarías a tener cupones descuento para volver a ir? Lógicamente esperarías a tener el mismo servicio por menor precio. Los comensales aumentarían en función de la promoción y no del servicio. ¿Quién iba a pagar ese menú por 50 € otra vez si podrías consumirlo por 25 €, por ejemplo?

Este mismo caso se puede trasladar al servicio que brindamos los abogados de familia. ¿Quién iría a una primera consulta pagando pudiendo hacerlo gratis? Y además, de las consultas recibidas no siempre resultan parejas divorciadas, a veces, no llegan a separarse, por ejemplo.

Lo que queremos decir es que, si esta gratuidad se ofrece para captar a más clientes es errónea. Porque se tratará de clientes “paracaidistas” que sólo irán al bufete de abogados cuando exista la posibilidad de hacerlo de manera gratuita y para informarse de su situación actual, no precisamente porque ya tengan una decisión tomada, sino para poder valorarla.

Además, esto incide en el subconsciente colectivo minusvalorando los servicios de un abogado, ya que con estas acciones se entiende que se puede obtener un asesoramiento legal profesional de manera gratuita.

En ISD abogados consideramos que para plantear dudas de este tipo existen otros medios como pueden ser los foros, las redes sociales especializadas o los blogs especializados en abogados matrimonialistas. Una primera consulta concertada con un abogado ha de ser para personas que tienen un conflicto familiar y quieren solucionarlo. De hecho, incluso en estos casos, tras recibir la información relacionada a su caso en particular, muchas personas deciden no llevar su caso por vía judicial.

Otra forma diferente de ser un despacho de abogados competitivo sería si en caso de llevar el caso por vía judicial no se cobrara el importe de la primera consulta. En este caso, la persona a punto de separarse ha depositado su confianza desde el primer momento en el bufete de abogados poniendo en valor su trabajo, por lo que sí que tendría cabida un posible descuento o gratuidad en agradecimiento a esa confianza y para que pueda recomendar nuestro trabajo.

Insistimos, los propios abogados tenemos que poner en valor nuestra labor. De otro modo, con las primeras consultas gratis en todos los casos puede verse muy seriamente perjudicada la profesión. Un “café para todos” relega los servicios de un abogado especializado al de un menú del día, cuando en realidad se trata de un servicio más personalizado y en el que cada caso es particular y le corresponde unas leyes y legislación determinadas.

¿Cómo puede verse negativamente afectada la visión del cliente ofreciendo la primera consulta gratis?

  • Los abogados que ofrecen gratis sus servicios no son buenos porque ofrecen gratuidad por necesidad de trabajo.
  • Si hacen consultas gratis es que tienen mucho tiempo, tienen pocos clientes. Si es un despacho de abogados con pocos clientes, no será bueno.
  • Si hacen consultas gratis, ¿tratarán con la misma seriedad mi caso como el de la persona que ya le está pagando sus servicios?

Tras estas reflexiones de cliente, volvemos a lo mismo, consideramos que el cliente que busca una primera consulta gratis tiene medios y formas de plantearla sin tener que concretar una cita previa con el despacho de abogados.

Para las consultas más en profundidad y para las personas que se encuentran ante una necesidad real de solventar un conflicto conyugal, es necesario poner en valor la valía del equipo de abogados. Si eres bueno defendiendo los derechos de tu cliente, cobra por ello. Pelea por que tu cliente se sienta satisfecho y él también se sentirá recompensado.

Despacho abogados Bilbao

Valora este post
No Comments

Escribe un comentario