Mamá, también quiero vivir con papá. Novedades en la Guarda y Custodia
613
single,single-post,postid-613,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Mamá, también quiero vivir con papá. Nuevo paso en la Guarda y Custodia

Mamá, también quiero vivir con papá. Nuevo paso en la Guarda y Custodia

El post de hoy trata sobre la última resolución de la Audiencia Provincial de Vizcaya recibida hace unos días en nuestro Despacho de Getxo:

La Audiencia Provincial de Vizcaya, contrariamente a lo acordado por una Sentencia de Primera Instancia, concede una GUARDA Y CUSTODIA COMPARTIDA, pese a la Oposición del Ministerio Fiscal y la falta de apoyo del Informe Pericial Psicológico.

En Primera Instancia se atribuye la Guarda y Custodia de tres hijos menores de edad en exclusiva a la madre (nuestra contraparte),  fundamentando su decisión en los siguientes argumentos:

  • – La negativa de la madre a aceptar la custodia compartida.
  • – El Informe negativo del Ministerio Fiscal.
  • – El Informe Pericial Psicológico en el que se indicaba, que tras la separación de hecho, había sido la madre la que había asumido el cuidado de los menores, tal y como había venido sucediendo durante el matrimonio.

Pues bien, el Tribunal de Apelación examina exhaustivamente la situación y no duda en reconocer el cambio adoptado por el padre de los menores tras la separación de hecho y falla que la Guardia y Custodia deberá ser ejercida de modo compartido por ambos progenitores.

A pesar de que durante el matrimonio haya habido una distribución de roles, eso no quiere decir que el padre sea incapaz de atender el cuidado y atención de los hijos. El padre, para evitar perturbar lo más mínimo la vida de sus hijos menores, ha ubicado su domicilio en el mismo entorno que el que ha sido hasta ahora la vivienda familiar. Además a raíz de la separación, el padre no ha dudado en dar un cambio en la dinámica de la participación paterna con incluso en modificar las rutinas laborales. Por tanto está igualmente capacitado para ejercer la Guarda y Custodia de sus tres hijos menores.

En las separaciones, cada vez son más los menores que demandan, de su madre o de su padre, su voluntad de vivir con ambos progenitores, pero dada su temprana edad no siempre se les tiene en consideración. La Guarda y Custodia compartida, es una práctica cada día más habitual en nuestra sociedad, pero todavía hay mucho camino por recorrer.

Vemos como en aquellos casos en los que ambos progenitores acreditan sus aptitudes y actitudes para encargarse de los menores, no han de ver frustradas sus expectativas a conseguir una Guarda y Custodia compartida.

Valora este post
No Comments

Escribe un comentario