CASO ASUNTA: SECRETO DEL SUMARIO Y FILTRACIONES
301
single,single-post,postid-301,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

LUCES Y SOMBRAS DEL CASO “ASUNTA”

LUCES Y SOMBRAS DEL CASO “ASUNTA”

Cuando ya han pasado casi dos meses, desde que fuera encontrado el cadáver de la pequeña Asunta Basterra (23 de septiembre de 2013), en una pista forestal de Teo (A Coruña), siguen siendo muchos los interrogantes y las “peculiaridades” que rodean a este mediático caso:

Entre ellos, el rapidísimo ingreso en prisión de los padres de la menor (como únicos imputados, hasta el momento) y, desde luego, el Secreto de Sumario, decretado por el Juez instructor en la causa. Sobre este último, debemos indicar que, si bien el artículo 301 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, efectivamente, dispone que “Las diligencias del Sumario serán secretas, hasta la apertura del juicio oral” , dicho Secreto, no alcanza a las partes personadas, salvo, como en este caso (artículo 302 Ley Enjuiciamiento Criminal) y siendo un delito público, que el Juez, mediante auto motivado, estime oportuno declararlo secreto para todas las partes, a fin de evitar interferencias o acciones que pongan en riesgo el éxito de la investigación. La duración de dicho Secreto, sólo tiene un límite temporal (puesto que puede ser prorrogado, mensualmente, por el juez instructor): debe alzarse 10 días antes de la conclusión del Sumario.

Dicho Secreto, evidentemente, “restringe” el derecho de defensa de todo imputado y, en este caso, entendemos que debe ser más que suficiente y contundente la prueba inculpatoria que maneja el juez instructor, puesto que, la medida cautelar adoptada (ingreso en prisión, sin fianza) en la medida más restrictiva de los derechos del imputado, que existe en nuestro ordenamiento procesal penal.

No obstante, las filtraciones en esta causa están siendo constantes y la última de ellas, relativa a que se ha encontrado material orgánico, de una tercera persona, en la ropa con la que apareció vestida la menor, nos hace recordar casos como el de la desaparición de los niños Ruth y José Bretón (en el que hubo “problemas” con la cadena de custodia de las pruebas, según manifestaba la defensa) y, nos hace reflexionar, acerca de la necesidad de que la investigación policial sea lo más diligente y transparente posible. En caso contrario, los Tribunales, no podrán emitir resoluciones justas y, desde luego, no se alcanzará una “justicia moral”, ni se honrará la memoria de la víctima.

Seguiremos pendientes de este caso.

LUCES Y SOMBRAS DEL CASO “ASUNTA”
Valora este post
No Comments

Escribe un comentario