LA JUSTICIA QUE NO SE ENTIENDE...
391
single,single-post,postid-391,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

LA JUSTICIA QUE NO SE ENTIENDE…

LA JUSTICIA QUE NO SE ENTIENDE…

En las ultimas semanas, han sido varias las noticias que han sorprendido (e, incluso en algunos casos, indignado) a nuestra sociedad: la sentencia absolutoria del caso Prestige; la salida de prisión de asesinos y violadores en serie, tras la aplicación de la doctrina Parot; la imposición de penas de cárcel para quienes tiraron una tarta a la Presidenta de Navarra; la entrada en vigor de la Ley de Seguridad Ciudadada (con altísimas sanciones para casos de manifestación, por ejemplo,…).

Casos y novedades jurídicas que, las personas de “a pie”, no comprenden porque, en alguno de dichos casos, el resultado, no se corresponde con el principio/objetivo de justicia material y moral, y, en otros, se pone en evidencia la ‘distancia’ existente entre el sentir ‘social’ y la ‘estrategia política’, la cual, incluso indiciariamente acertada, parece empeñada en intentar alejar a los ciudadanos de las Instituciones.

La sociedad se resiste a asimilar que el asesino de las niñas de Alcasser esté en libertad, pero aun se indigna más, cuando constata que era cuestión de tiempo que dichas excarcelaciones tuvieran que realizarse (tras el lamentable ‘experimiento’ de la Doctrina Parot,…).

Se indigna cuando, después de haber visto, hasta la saciedad durante muchos meses en televisión, el desastre ecológico del Prestige, al final, ningún cargo/institución es condenado y parece que no ocurrió nada en las costas españolas hace ya una década.

Y también se indiga cuando, la justicia, considera que, mientras la Infanta Cristina parece que no fue ‘consciente’ de los negocios de su marido, los preferentistas octogenarios ‘sabían perfectamente los contratos que suscribian’,… Al mismo tiempo, las Instituciones ‘deciden’ que debe castigarse más duramente la manifestación social y se establecen sanciones, de hasta 60000€, por manifestarse junto al Congreso y al Senado. Y, los indultos, siguen beneficiando a empresarios, ex-politicos y banqueros,…

Hace unos días, conocíamos el grado de confianza de los ciudadanos en la Justicia… Previsible…

Valora este post
Tags:
No Comments

Escribe un comentario