LA IMPUTACIÓN DE LA INFANTA CRISTINA
432
single,single-post,postid-432,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

LA (DEFINITIVA) IMPUTACIÓN DE LA INFANTA CRISTINA DE BORBÓN Y GRECIA…

LA (DEFINITIVA) IMPUTACIÓN DE LA INFANTA CRISTINA DE BORBÓN Y GRECIA…

Terminaron las Navidades y la intriga… El juez Castro ha imputado a la Infanta Cristina de Borbón y Grecia en el “Caso Noos” por presuntos delitos de fraude fiscal y de blanqueo de capitales…

 

Una imputación, avalada, ‘a priori’, por la Audiencia Provincial de Palma, puesto que fue dicho Tribunal el que sugirió al juez instructor ‘por donde debiera dirigir la investigación’ para poder realizar una imputación frente a la señora de Urdangarin…

 

Imputación que, por lo tanto, por mucho que se recurriera, tenía todos los visos de no ser ‘anulada’ por el órgano judicial superior.

 

Y ahí, y por dichos motivos, es donde, pese a contar con el apoyo incondicional de la Abogacía del Estado y del Ministerio Fiscal (que no sabemos si recurrirán el indicado auto de imputación), cambia la ‘estrategia’ de defensa de la Infanta y se decide que acudirá voluntariamente a declarar (mientras uno de sus abogados, la describe como ‘una mujer enamorada’…)… Alehop! Y se pasa de una resistencia ‘numantina’ a comparecer ante el juez instructor, a pedir que se adelante la fecha de su comparecencia… Alehop!..

 

Pero no, ya no cuela… Resulta demasiado evidente que la Infanta comparecerá, no porque desee colaborar con la Justicia (gesto que podría haber materializado desde que su nombre salió en la instrucción), sino porque la cuerda se ha tensado en exceso frente a la opinión publica y porque sus abogados eran perfectamente conscientes de que la Audiencia Provincial de Palma no iba a volver a ‘salvar’ a la Infanta Cristina…

 

Veremos cómo evoluciona una imputación que, mas que como una cuestión de Estado, debiera haberse entendido y asumido (incluso, desde Zarzuela), simple y llanamente, como una consagración de los principios de igualdad y de seguridad jurídica…

En casa de ‘herrero’…

 

Valora este post
No Comments

Escribe un comentario