Derechos y obligaciones del detenido, ¿cuáles son?
1386
single,single-post,postid-1386,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Cuáles son los derechos y obligaciones de un detenido

derechos y obligaciones del detenido

Cuáles son los derechos y obligaciones de un detenido

Cuando se dice aquello de “las vueltas que da la vida” o “quién esté libre de pecado que tire la primera piedra”, se dice por algo. Probablemente, la mayoría creamos que estamos libres de una detención policial, pero nunca se sabe. Por eso hemos querido publicar hoy en nuestro blog los derechos y obligaciones del detenido.

En cualquier momento las cosas se pueden torcer, o no. Puede ocurrir un malentendido o estar en una situación poco afortunada, o efectivamente ser un delincuente. Nunca se sabe. pero lo común es no tener ni la menor idea de qué hacer o cómo actuar en una situación de este tipo.

Este breve manual nos dará una sutil pincelada de cuáles son los derechos y obligaciones del detenido.

Derechos y obligaciones del detenido

El momento de la detención

En primer lugar, lo mejor es llevar siempre la documentación encima. Un agente puede pedirte dicha documentación si cree que estás cometiendo algún tipo de falta o infracción. Si no la llevas contigo es bastante probable que el policía te lleve a dependencias policiales hasta identificarte. Si te resistes, efectivamente acabarás detenido, pero de verdad.

El detenido puede ser cacheado en cualquier momento y lugar, sólo o acompañado, y previamente a ser detenido. Además, sus pertenencias pueden ser examinadas y requisadas.

Siempre que se produzca una detención el detenido tiene derecho a que se lleve a cabo de la manera más discreta y menos agresiva posible. El policía siempre deberá mostrar sus credenciales para poder detenerte y no podrá efectuar una detención sin razón alguna.

Derechos de un detenido

En caso de ser detenido tienes derecho a…

  • Exigir tu orden de detención, a no ser que te hayan pillado con las manos en la masa.
  • Saber de qué se te acusa.
  • Informar a algún familiar o a quien tu decidas de tu situación.
  • Llamar a un abogado.
  • Hablar con dicho abogado en privado para que te asesore y que esté presente durante tu declaración de los hechos.
  • Si eres extranjero tienes derecho a pedir un interprete sin coste alguno, así como solicitar que se comuniquen con la embajada de tu país.
  • Puedes declarar en la lengua que entiendas o prefieras.
  • Solicitar Habeas corpus, un procedimiento judicial que te permite compadecer ante un juez para que determine la legalidad del arresto.
  • Mientras estés detenido sólo tendrás derecho a ser visitado por tu abogado o un médico si lo necesitas.
  • Tienes derecho a permanecer en silencio si lo deseas durante un interrogatorio y a hablar con tu abogado después de dicho interrogatorio.
  • No se te puede incomunicar, intimidar o torturar.
  • No puedes ser retenido durante más de tres días. Para entonces deberías haber pasado a disposición judicial o haber sido liberado.

Después de ser detenido te tocará trabajar mano a mano con tu abogado para poder llegar al mejor puerto. Si te han detenido no dudes en contactar con un abogado y exponerle tu caso para que te asesore. La contratación de un abogado resulta clave en cualquiera de los casos.

 

Guardar

Despacho abogados Bilbao

Guardar

Guardar

Valora este post
No Comments

Escribe un comentario