¿CONSTITUYE INFRACCIÓN PENAL ACCEDER A UNA WI-FI AJENA?
499
single,single-post,postid-499,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

¿CONSTITUYE INFRACCIÓN PENAL ACCEDER A UNA WI-FI AJENA?

¿CONSTITUYE INFRACCIÓN PENAL ACCEDER A UNA WI-FI AJENA?

Acceder a una red Wi-Fi ajena se traduce jurídicamente en conectarse fraudulentamente a través de un sistema de conexión inalámbrico para evitar tener que soportar su coste y que lo asuma la empresa proveedora del servicio o bien un particular.

En este sentido, el Código Penal penaliza dicha conducta en los siguientes artículos (además de lo establecido como falta de defraudación de telecomunicaciones del art. 623.4 CP):

“Art. 255

Será castigado con la pena de multa de tres a 12 meses el que cometiere defraudación por valor superior a 400 euros, utilizando energía eléctrica, gas, agua, telecomunicaciones u otro elemento, energía o fluido ajenos, por alguno de los medios siguientes:

1.º Valiéndose de mecanismos instalados para realizar la defraudación.

2.º Alterando maliciosamente las indicaciones o aparatos contadores.

3.º Empleando cualesquiera otros medios clandestinos.”

La conducta tipificada como delito es la de defraudar telecomunicaciones, mientras que en el segundo supuesto:

“Art. 256

El que hiciere uso de cualquier equipo terminal de telecomunicación, sin consentimiento de su titular, ocasionando a éste un perjuicio superior a 400 euros, será castigado con la pena de multa de tres a 12 meses.”

Establece como conducta típica una forma específica de ejecución: la de usar indebidamente terminales de telecomunicaciones.

Por lo tanto, al margen de los problemas probatorios que pudieran surgir en dichos procesos y de los delitos que pudieran consumarse tras dicha “sustracción”, son múltiples los mecanismos para identificar el dispositivo (móvil, tableta o pc) y la IP  desde los que se produce el “ataque”, la conclusión es que sí constituye una infracción penal acceder y utilizar una red wi-fi ajena.

Valora este post
No Comments

Escribe un comentario