Cómo adoptar en España y no morir en el intento. ¡Te lo contamos!
1442
single,single-post,postid-1442,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Cómo adoptar en España y no morir en el intento

Cómo adoptar en España

Cómo adoptar en España y no morir en el intento

El proceso de adopción resulta un auténtico misterio para la práctica totalidad de los padres interesados. La mayoría de matrimonios que desean un hijo y no pueden tenerlo no saben cómo adoptar en España.

Hasta hace poco la adopción era una especie de tabú o secreto familiar. Quién no ha bromeado alguna vez con que Fulanito es adoptado y no lo sabe. Pero hoy en día la realidad es otra. Dejando bromas aparte.

La adopción es una alternativa cada vez más acogida en nuestra sociedad de manera abierta. Es un proceso natural con el que muchos ya cuentan, incluidos hombres y mujeres sin pareja.

La adopción se define como un acto a través del cual un adulto se hace cargo de un hijo biológicamente ajeno, con el fin último de establecer una relación paterno-filial.

Este acto está regulado en España por la ley 21/1997 y tras algunas modificaciones, la nueva legislación vigente dictamina una serie de aspectos fundamentales:

  1. El fin de la adopción es la plena integración del menor en la familia, protegiendo los intereses de dicho menor frente a otros intereses.
  2. Se crean entidad públicas para controlar dicho proceso.
  3. Sistema de adopción abierta. El menor adoptado puede mantener contacto con la familia biológica.
  4. Regula el derecho de los niños a conocer su origen y pasado.
  5. Crea un registro unificado sobre el maltrato infantil al que podrán acceder los servicios sociales.

Ahora bien, ¿cómo adoptar en España? ¿Qué deben hacer aquellos padres interesados en la adopción?

Cómo adoptar en España, paso a paso:

Cumplir una serie de requisitos.

Aunque resulta obvio, no todo el mundo puede adoptar. Por eso aquel o aquellos interesados deberán cumplir una extensa serie de requisitos, entre los que podemos destacar, a grandes rasgos, los siguientes:

  1. Ser mayor de 25 años.
  2. Que la diferencia de edad con el adoptado sea al menos de 16 años y no supere los 45.
  3. Reunir las condiciones adecuadas para cuidar a dicho menor.
  4. Una relación estable en caso de que sea una pareja o matrimonio los interesados en la adopción.

Además, cada Comunidad Autónoma puede establecer otra serie de requisitos, algo que de hecho ocurre en España.

Presentar el papeleo.

Él/la interesado/a o interesados deberán realizar los trámites ante los Servicios de Protección de Menores de su comunidad autónoma.

Solicitar el certificado de idoneidad que les acredita a nivel psicológico, social y económico como adoptantes.

Pasar una serie de pruebas.

Después, serán entrevistados, se realizarán visitas al domicilio donde vivirá el menor y se deberá realizar un curso de reparación.

Propuesta del menor.

Si se ha concedido la idoneidad por parte de los Servicios de protección de menores, se propone un menor para adoptar.

Acogimiento familiar preadoptivo.

El menor comienza a vivir en el hogar de los padres adoptivos a modo de periodo de prueba. Pasado dicho periodo la entidad pública, que corresponda en cada caso, propone la adopción plena.

La adopción plena deberá ser aprobada a su vez por un juez.

Inscripción de la adopción en el Registro Civil.

Para hacer efectiva la adopción se registra la adopción y se cambian los apellidos de los hijos.

Sin embargo, para el debido cumplimiento de todos estos pasos y porque no todo es tan fácil como parece, lo más recomendable es recurrir a abogados de familia en Bilbao especializados en este tipo de materia.

Además, la documentación es extensa y el asesoramiento de especialistas, como ISD Abogados, imprescindible.


Abogados confianza en Bilbao

Guardar

Guardar

Guardar

Valora este post
No Comments

Escribe un comentario